La Florida entrega auditoría por presunto tráfico de drogas y malversación de fondos públicos.

Los documentos respaldan la denuncia efectuada por el Municipio en febrero pasado.


El alcalde de La Florida, Rodolfo Carter, junto al Director de la Corporación Municipal de Salud y Educación (Comudef), Juan Enrique Pérez, y al Abogado querellante y representante del Municipio, Jaime Winter; hicieron entrega al Fiscal Jefe de la comuna, Felipe Díaz, los resultados de una auditoría realizada a la Droguería (farmacia) Municipal, por presunto tráfico ilícito de estupefacientes y malversación de fondos.

La investigación realizada por la empresa de auditoría y consultoría “A Priori”, respalda una querella criminal instruida por el Municipio e interpuesta por la Comudef, en febrero pasado, en contra de quienes resulten responsables por el delito de malversación de caudales públicos, y una denuncia por los posibles delitos de tráfico de ilícito de estupefacientes y sustancia sicotrópicas, de apropiación indebida, previstos y sancionados en la Ley 20.000.

Lo anterior, luego de una serie de irregularidades detectadas por la Comudef, tras la fiscalización instruida por la Contraloría General de la República, a todas las municipalidades, de revisar la administración de medicamentos controlados. Al respecto, el Alcalde Carter señaló que “cuando empezamos a auditar internamente lo que estaba ocurriendo, la administración se dio cuenta que en parte de las estructuras administrativas, había reticencia a entregar información, por eso se optó por ingresar a las bodegas de la droguería y se descubrió que había extravío, sustracción y robo de medicamentos, que en el mercado informal resultan muy peligrosos, porque generan narcotráfico y adicción”.

Luego agregó que “hemos pedido al Fiscal Díaz hoy, que por favor llegue hasta el final de la investigación, de modo tal que sepamos el monto total del tráfico, quiénes son las personas involucradas y cómo operan, porque probablemente, lo que hemos descubierto, es solo la punta de un iceberg de una forma de operar, que todos los chilenos han visto en las ferias de sus barrios, con carros llenos de medicamentos vencidos o por vencer, que no deben consumir personas sanas y menos niños”.

Respecto de las personas involucradas en los hechos, el abogado representante señaló que aunque aún no hay personas formalizadas, porque la investigación está en curso, “las personas que pudieron verse involucradas fueron suspendidas de sus labores y se iniciaron los respectivos sumarios, que es lo que corresponde legalmente, respetando la presunción de inocencia de ellos y llegando a determinar la extensión de las responsabilidades”.