Las autopistas concesionadas deben pagar contribuciones

Alcaldes de la Región Metropolitana impulsan acción ante SII

¿Sabía usted que, a diferencia de la gran mayoría de los chilenos, las autopistas concesionadas no pagan contribuciones, pese a ocupar un bien nacional de uso público?, ¿Le parece justo que un quiosco deba hacerlo y que las autopistas no?

Si usted es dueño de una casa, departamento o local comercial tiene muy claro que debe pagar sus contribuciones y que si no lo hace, tiene que asumir multas e incluso, perder su propiedad.
Ante esta injusticia e inequidad, un grupo de alcaldes, encabezados por Rodolfo Carter, le solicitaron al Servicio de Impuestos Internos (SII) exigir el pago de contribuciones a las concesionadas en forma retroactiva por los últimos tres años. La Florida, por ejemplo, deja de recibir 900 millones de pesos en contribuciones, que se podrían usar para obras sociales y mejoramiento de la comuna. Las autopistas se defienden argumentando que son solo concesionarios y no propietarios de aquellos terrenos donde están construidas. Además del alcalde Carter, se sumaron a esta iniciativa los jefes comunales Carolina Leitao (Peñalolén), Gonzalo Montoya (Macul), Carlos Cuadrado (Huechuraba), Gonzalo Durán (Independencia) y Nora Cuevas (San Bernardo). “Las autopistas concesionadas han dejado de pagar cifras multimillonarias debido a un vacío legal, que el Servicio de Impuestos Internos debe revertir. Esta es una forma rápida y concreta de terminar con un abuso histórico”, explica el alcalde de La Florida.

Al momento de ingresar un requerimiento al SII, los ediles aludieron a la alta rentabilidad de las concesionadas. Las autopistas urbanas aumentaron sus ganancias en hasta 400% los la gran mayoría de los chilenos, las autopistas concesionadas no pagan contribuciones, pese a ocupar un bien nacional de uso público?, ¿Le parece justo que un quiosco deba hacerlo y que las autopistas no?
Si usted es dueño de una casa, departamento o local comercial tiene muy claro que debe pagar sus contribuciones y que si no lo hace, tiene que asumir multas e incluso, perder su propiedad.

Ante esta injusticia e inequidad, un grupo de alcaldes, encabezados por Rodolfo Carter, le solicitaron al Servicio de Impuestos Internos (SII) exigir el pago de contribuciones a las concesionadas en forma retroactiva por los últimos tres años. La Florida, por ejemplo, deja de recibir 900 millones de pesos en contribuciones, que se podrían usar para obras sociales y mejoramiento de la comuna. Las autopistas se defienden argumentando que son solo concesionarios y no propietarios de aquellos terrenos donde están construidas.

Además del alcalde Carter, se sumaron a esta iniciativa los jefes comunales Carolina Leitao (Peñalolén), Gonzalo Montoya (Macul), Carlos Cuadrado (Huechuraba), Gonzalo Durán (Independencia) y Nora Cuevas (San Bernardo). “Las autopistas concesionadas han dejado de pagar cifras multimillonarias debido a un vacío legal, que el Servicio de Impuestos Internos debe revertir. Esta es una forma rápida y concreta de terminar con un abuso histórico”, explica el alcalde de La Florida.

Al momento de ingresar un requerimiento al SII, los ediles aludieron a la alta rentabilidad de las concesionadas. Las autopistas urbanas aumentaron sus ganancias en hasta 400% los últimos 10 años (Costanera Norte, Autopista Central, Vespucio Norte y Vespucio Sur) y tienen una rentabilidad anual de 40% promedio. El alcalde de Independencia, Gonzalo Durán afirma que “en una época en que Chile está exigiendo que la cancha se equilibre y se terminen los abusos, ésta es una forma muy rápida de terminar con un abuso, basta con que el SII determine que estos impuestos se han dejado de pagar y se gire la liquidación del cobro”.

El alcalde Carter agrega que “esto significa una herramienta concreta de redistribución y solidaridad social, ya que si las concesionarias pagaran las contribuciones las comunas por las que estas pasan tendrían más recursos para invertir en salud, seguridad y educación”.
El Servicio de Impuestos Internos, en tanto, accedió a analizar la petición y formar una mesa de trabajo para buscar una solución ante esta injusticia.