Alcalde Carter entrega 20 patrullas blindadas a policías y coordina con Interior para combatir el narcotráfico

Desde La Florida, valoraron el cambio de actitud del gobierno en cuanto a colaborar para combatir el crimen organizado. Además, Carter enfatizó la importancia que tiene el distinguir la marihuana con, por ejemplo, la pasta base. “Matar el negocio financiero del delito es fundamental”, dijo el edil.


La intención fue clara. Dar una señal y una certeza de que el trabajo contra el flagelo de la delincuencia, el narcotráfico y el crimen organizado, solo se podrá dar en clave colaborativa y con herramientas eficaces. Así lo dejó establecido ayer el alcalde de la Municipalidad de La Florida, Rodolfo Carter, en conjunto con el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, quienes participaron de la entrega de 20 patrulleras blindadas a Carabineros.

Al respecto –y en una actividad en la que también estuvo presente el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez-, el alcalde Carter aseguró que van a hacer todos los esfuerzos para “que la delincuencia no se tome las calles”. Por ello, desde el municipio, se coordinó la entrega de los vehículos de apoyo a la policía. “Hay que dejar de lado la discusión ideológica y entre todos apoyar la modernización. Así podremos combatir la delincuencia y a los narcos”, expresó el jefe comunal.

Durante el acto simbólico realizado en el Balneario Municipal de la comuna, el alcalde Rodolfo Carter valoró el cambio de actitud del gobierno. Esto, en el sentido de que la venida del jefe de la cartera de Interior, le dio un sustento y un compromiso al trabajo para combatir la delincuencia.

Acto seguido, la autoridad comunal reconoció que la Municipalidad de La Florida, asumió “una obligación que no le correspondía. Que era entregar una dotación de vehículos cómo nunca ha ocurrido en la historia de Chile, a los Carabineros. Invertimos más de 500 millones de pesos”, afirmó el alcalde.

Una dotación inédita de vehículos

De acuerdo al municipio, esta es una dotación inédita en nuestro país. Así, Rodolfo Carter planteó ante algunos dirigentes vecinales, presentes en el punto de prensa realizado este miércoles, que “esta es la entrega más grande de todo Chile; en ninguna comuna, comisaría o cuerpo policial, cuentan con estos vehículos, tanto en número como en calidad”, sostuvo el edil.

En esta línea, el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, aseguró que “yo sé lo que cuesta poner a disposición más de $ 500 millones. Es una tremenda inversión, hay que valorarla. Tenemos que tener la dotación para que estos vehículos estén donde tengan que estar”, declaró el ministro Delgado.

En tanto, el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, manifestó que “estos vehículos no solo vienen a entregar mejores condiciones de seguridad a La Florida. También, mejores condiciones laborales a Carabineros y dignidad”. Asimismo,  “permitir más oportunidades de llegar a los llamados de la gente cuando se vea enfrentada a situaciones de riesgo”.

 

Cuatro acciones contra la delincuencia

Rodolfo Carter, tiene clara la responsabilidad que tiene como alcalde de La Florida, sobre todo por el número de habitantes que tiene esta comuna. Por ello, durante el acto, planteó cuatro iniciativas para combatir el delito. La primera, tiene que ver con la modernización de Carabineros. “Ellos son los primeros que quieren cambiar, para ponerse a la altura del desafío nacional. Se necesitan facultades, modernización y recursos para que ello ocurra”, puntualizó Carter.

La segunda medida, apuntó a la “ley y cierre de pasajes”, con lo que le pidió al ministro del Interior el apoyo en este sentido.  “Pongamos en discusión urgente este tema, Rodrigo –le dijo al ministro-. Hacernos parte de esta discusión, para que los vecinos puedan tener acciones concretas y así proteger sus barrios”.

Luego, como tercer hito, el alcalde Rodolfo Carter, indicó que otro aspecto importante, tiene que ver con la ley de combate a las organizaciones criminales. El edil planteó si costaría, tanto o no, tomarle la patente al vehículo de las caravanas de delincuentes y “después llamarlos y preguntarles de dónde sacaron la plata”. La clave –dijo el alcalde-, es “matar el negocio financiero del delito”.

El cuarto elemento es controvertido. Y el alcalde de La Florida, puso como ejemplo su propia historia. “Nunca consumí y consumiré marihuana. No me gusta. Todavía la miro con prejuicio. Pero mientras sigamos confundiendo la marihuana con las drogas duras, la pelea va a estar perdida”. Carter, prosiguió: “Lo que realmente mata a la gente, no es la marihuana, son las drogas duras. Eso es lo que mata a nuestra gente”, enfatizó el edil. “Los pitos de marihuana, no matan a nadie. Solo vuelan”, añadió. Tras ese mensaje, levantó la mano con un paquete de bicarbonato, para simbolizar lo que es, por ejemplo, la pasta base.

La pasa base, matan a la gente; la marihuana no.

“Esto mata a la gente. Y hay que discutirlo con seriedad. Esto está comprando armas en nuestras poblaciones. Nos roba a nuestros niños y los transforma en soldados de narcotraficantes criminales. Esto está haciendo millonarios y comprando casas, en los barrios más acomodados de Santiago, mientras el Estado es incapaz de resolverlo. Combatamos, de una vez, de forma correcta a las drogas”, lanzó Carter haciendo parte al ministro del Interior en este trabajo cohesionado.

A renglón seguido, el alcalde de La Florida explicó que la pasta base provoca una adicción enorme desde el primer consumo. También, genera alteración de los sentidos. “Una persona angustiada, con pasta base, es capaz de matar a su mamá”. Y hoy, los portonazos, el 80 % de los delitos que se cometen durante el día, ocurren bajo la influencia de la pasta base y por menores de edad.

“¿No tendrá sentido que lo discutamos de una buena vez?”, preguntó el alcalde. Asimismo, precisó que la marihuana debe ser regulada, pero no puesta en el mismo nivel de las drogas duras. Es decir una persona adulta, que quiera consumir de forma responsable y en privado, que no sea situada en el mismo nivel de un narcotraficante, cerró Carter.